Esta web está inhabilitada. Por lo tanto los comentarios que se escriban no serán publicados. Para poder escribir comentarios entra en nuestra nueva página web: www.elpespunte.es

sábado, 8 de diciembre de 2007

Entrevista con el director del Colegio Francisco Rodríguez Marín

¿Quién es el Director del Colegio Público Rodríguez Marín? ¿Cómo se definiría como persona?

Me llamo Antonio José de la Cruz Cuerda. Estoy casado y soy padre de un hijo. Soy natural de Villacarrillo (Jaén). He estudiado en Úbeda y soy titular de magisterio por la Universidad de Granada. Desarrollé mi profesión en Riotinto (Huelva) y en Osuna estuve de interino en la SAFA 15 años, luego aprobé las oposiciones y entré en Virgen de Belén donde estuve 11 años y desde el año 1996 cuando Virgen de Belén desapareció y se unificó con Rodríguez Marín trabajo en este centro. Y este es el quinto año que estoy de director. Soy maestro por vocación siendo una persona muy tranquila, pero los nervios los llevo por dentro, eso explica que haya perdido peso en los últimos años.


¿Cómo definiría el centro educativo donde desarrolla su trabajo?

Es el colegio más antiguo de los colegios públicos de Osuna. Nació del antiguo colegio de la Calle Sevilla, las obras comenzaron en 1967-68 y dos años más tarde comenzó su actividad. En este curso tenemos un total de 996 alumnos, siendo el colegio de infantil y primaria más grande de Andalucía. Tenemos 151 alumnos en Infantil y está dividido en 6 grupos y 808 alumnos en Primaria, en un total de 33 grupos. La mayoría de ellos reside en Osuna, aunque también proceden del Puerto de la Encina y de las Viñas. Son atendidos por 56 maestros y 7 miembros de personal administrativo y laboral. Este aspecto hace que existan más inconvenientes que ventajas.


¿Cuáles son las necesidades del centro?

Existen de dos tipos: físicas o materiales y de recursos humanos. Este edificio tiene 40 años, pero sólo ha sufrido pequeñas reformas. Existe un proyecto para crear otro centro en la zona del Hospital, pero no se concreta por parte del Ayuntamiento. También en Sevilla está un proyecto, en fase de aprobación, para la reestructuración y acondicionamiento de los servicios públicos, que tienen problemas de tubería principalmente. El anterior equipo de gobierno (IU) nos ayudó a solucionar los problemas del entresuelo. El actual equipo de gobierno (PSOE) nos indicó que mejoraría la pista de baloncesto. En cuanto a recursos humanos, hay dificultades para cubrir las bajas, lo que perjudica seriamente a las clases de apoyo y refuerzo. También hay necesidades de maestros de PT (Pedagogía Terapéutica) y AL (Audición y Lenguaje), sin olvidarnos de orientadores, psicólogos y logopedas, al menos nos gustaría contar con una persona que siempre esté con nosotros en el centro.


¿Cree que el centro está peor dotado que otros de dimensiones menores?

Considero que hay desigualdades, por ejemplo, sólo tenemos un conserje al igual que otros centros de dimensiones menores. Nos ayudan los vigilantes del entorno, pero se limitan a abrir y cerrar puertas, ayudan lo que pueden, pero no es lo que demandamos. Existen medios, pero son muy escasos. El Ayuntamiento intenta ayudar, pero no es su competencia, es más una obligación de la Junta de Andalucía y de la Consejería de Educación. Se ha creado el ISE (Instituto Servicios Educativos) que intenta mejorar las infraestructuras, pero sus mejoras no han quedado del todo bien como ocurre con las nuevas fuentes instaladas. La diferencia con los centros TIC, por ejemplo el de Estepa, son muy importantes, pues solo tenemos 13 ordenadores.


Veo que su trabajo es muy administrativo, pues tiene la mesa repleta de documentación, ¿Cree que su trabajo pierde con tanta burocracia?

La verdad es que el trabajo administrativo es muy importante, no te deja tiempo para poder atender con más atención a padres y al propio centro. La Consejería está preguntándonos sí debería acercarse a la dirección de los centros a personas especializadas en administrar este tipo de instituciones.

¿Qué opinión tiene del peso e importancia de la educación en nuestra sociedad?

La educación siempre va por detrás de la realidad y de las necesidades de la sociedad. Considero que la educación no debe estar al capricho de la clase política, porque tantos cambios son negativos. Se debe investigar, ver las necesidades y qué tipo de personas son las que necesita la sociedad. Por otra parte, la escuela no es la responsable de todo lo bueno o lo malo. Nosotros complementamos la labor de la familia, además de educar, debemos enseñar. La sociedad demanda que cada vez se enseñe más contenidos relacionados con el consumo, ciudadanía, informática, educación vial,… Los alumnos están con nosotros, pero sólo un 25% del tiempo del día. ¿Y el resto del tiempo? Me pregunto qué hacen el resto de los agentes sociales.


¿Cómo afecta el nuevo modelo social a la propia educación? ¿Cómo cree que afecta este modelo en Osuna?

El niño pasa mucho tiempo solo. Existe lo que definimos como “el niño llave”, aquel que tiene la llave de casa, y que cuando regresa de casa se encuentra solo. No falta cariño, pero sí aparece la nueva figura de familias desestructuradas o monoparentales, el afán consumista, los medios de comunicación… La escuela puede formar y enseñar a los niños y a los padres a afrontar estos factores, pero para eso se necesita más comunicación y colaboración con los padres. Se pueden y deben buscar soluciones, pero la escuela y la familia deben tener claro los valores.
En nuestro centro, hay pocos alumnos conflictivos, sólo cinco o seis casos, que están controlados. Los motivos se deben a entornos familiares negativos.


¿Qué mensaje enviaría a los padres?

Creo que la función principal de los padres es el ejemplo. Si se desea que el niño lea, el padre deberá intentar leer delante de ellos. Los maestros deben de enseñar matemáticas, literatura… pero los padres deben de educar y, para ello, educar con el ejemplo es lo mejor.
Por otra parte, los niños son muy sensibles, lo que no quiere decir que lo manifiesten. Esa sensibilidad puede hacer que un niño esté triste debido a los problemas entre sus padres.
También le recomendaría que vigilasen el consumo de televisión, de Internet y de móviles, pues pueden ser instrumentos muy peligrosos. Por su supuesto, es vital la participación, porque es triste que en las últimas elecciones al consejo escolar sólo participaran 30 padres, cuando el conjunto es de 1.700 aproximadamente.
A la vez, los padres deben establecer una cierta autoridad, basada en la previsión. Un juez de menores granadino hacia la siguiente metáfora, comentando que si el padre es el colega de su hijo, el hijo tendrá otro amigo, pero estaría huérfano. El cariño y la autoridad no son excluyentes.
También quiero mandar un mensaje de tranquilidad, de paciencia, porque educar y enseñar a los hijos es complicado, pero es una labor esencial.


¿Cómo define el entorno de Osuna y su idiosincrasia en lo referido a la educación? ¿Cómo ve la situación de nuestra localidad?

Hay limitaciones. Sobre todo en cuanto al ocio. Por ejemplo, las instalaciones deportivas están alejadas de ciertos núcleos de población, su estado deja mucho que desear. El hábito lector es muy reducido, la televisión resta interés a estas actividades. Por otra parte, mire por ejemplo, la mayoría de los museos de Osuna son desconocidos para muchos de nuestros alumnos, tenemos que llevarlos nosotros, porque sus padres no los llevan. Volvemos a hablar del ejemplo.
También veo que existe dejadez de algunas instituciones, por ejemplo, los niños tienen obligación de estar en el colegio. ¡Cómo es posible que un niño esté por la calle a las 10 de la mañana! La competencia no es sólo de la escuela, es de todos los agentes sociales: escuela, padres, policía, Ayuntamiento, etc.

En lo referido a Osuna, soy un enamorado de nuestro pueblo, de sus fiestas, costumbres,… siempre tuve claro que deseaba quedarme aquí. A la vez he querido ayudar y poner mi granito de arena. No obstante, el clasismo de Osuna ha sido algo común a lo largo de la historia, pero creo que el principal error donde está cayendo la localidad es en la falta de respeto. Veo que se ha fracasado en la educación de una parte de la juventud y el ejemplo está en el vandalismo, el pintado de las fachadas de edificios, la suciedad abusiva… y Osuna no se merece esto. Debe manifestarse dicho respeto por parte de los mayores, de las autoridades y aplicar dicha autoridad como medida de previsión, todo ello unido a las ganas por cambiar las cosas. Para ello, también los políticos deben de dar ejemplo y aplicar la autoridad, que puede ser positiva.


Agradecemos a Antonio José su atención con nosotros y su participación en esta ronda de entrevistas por los centros educativos de Osuna.